20.4.14

Reseña: Vida y Aventuras de Nicholas Nickleby-Charles Dickens





Título: Vida y Aventuras de Nicholas Nickleby
Autor: Charles Dickens
Páginas: 817
Puntuación: 3/5



El joven Nicolás Nickleby, su madre y su hermana Catalina se ven abandonados y sin recursos al morir el padre de familia. Al pedir ayuda a su tío, Rodolfo, se encuentran con un personaje codicioso que hará todo para satisfacer su ambición.

Hay que plantear dos hechos desde el principio, que guiaron mi lectura; primero, este libro fue publicado entre 1838 y 1839; y segundo, salió periódicamente por capítulos a lo largo de un año y medio. 

Los personajes son bastante básicos, pero no sé si atribuirlo al autor o a la época en la que fueron escritos. Catalina es la hermana abnegada, Rodolfo el enemigo, Squeers el secuaz, Magdalena la purísima virgen... Los más destacables: la señorita La Creeve tenía un no sé qué de gracia y adorabilidad que me hizo amarla, y Newman Noggs... no quiero dar spoilers, pero lo amo. En algunos poquitos personajes se da esto del gris, ni tan bueno ni tan malo, pero son realmente pocos. Y en general son buenos arrepentidos de errores que tomaron. No cuenta. 

El sentido del humor me pareció, a pesar del tiempo transcurrido, interesante y, sí, gracioso. Probablemente no entendí ni la mitad de las ironías, pero las que sí capté me divirtieron.

De a ratos se intercalan reflexiones profundas sobre el universo. Es un buen dilema si vienen al caso o no, pero tengo que decir que son bastante copadas para haber sido escritas hace doscientos años; no se hacen pesadas ni aburridas, y pueden aplicarse bastante bien a temas actuales.

Mi mayor impresión con este clásico fue que era, simple y llanamente, una serie de televisión. Los protagonistas tienen que arreglar problema tras problema; los personajes secundarios van y vienen, vuelven, y finalmente obtienen el final feliz o el castigo que merezcan. Como en el mejor culebrón mexicano, surgen herencias muy convenientes y parentescos inesperados. 
Quizá no tiene sentido dada la cantidad de páginas que tiene, pero yo lo recomendaría como lectura liviana, para pasar el rato. Es divertido, engancha, transmite unos cuantos mensajes más o menos aplicables a nuestra época y, bueno, es un clásico.


¿Lo leyeron? ¿O alguna otra cosa de DIckens? ¿Lo leerían? ¿Vieron la peli? Yo no... pero en serio, en serio, lo repito hasta el día que me muera, hay que hacer una serie de televisión. ¿Alguien se suma?


Nos vemos por ahí,

Eva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada